kinesiología educativa o gimnasia cerebral.

publicado en: Sin categoría | 0

Al hablar de la gimnasia cerebral me estoy refiriendo a la conexión que se puede realizar con nuestro cerebro. A través de unos sencillos ejercicios que integran distintas partes del cerebro se ayuda a resolver problemas como la dislexia, la hiperactividad o el déficit de atención, y a mejorar habilidades como la concentración, organización, lectura o escritura, mejorando la comprensión. También ayuda considerablemente a mejorar nuestra memoria, ya que se basa fundamentalmente en hacer uso de ambos hemisferios cerebrales, y los beneficios son no solo neurológicos sino que también repercute en la salud física, emocional y psicológica.

Practicar estos sencillos ejercicios tres veces al día te ayuda a combatir el estrés, a tener una mejor disposición para aprender, y sobre todo a realizar conexiones cerebrales.

La gimnasia cerebral es muy eficaz para niños y adultos que han sido diagnosticados con problemas de aprendizaje. Sin embargo, hoy en día su uso se extiende a ambientes laborales y entrenamiento deportivo, y se aplica en todas las edades.  El objetivo es fortalecer y lograr nuevas conexiones cerebrales a través de movimientos específicos.

La gimnasia cerebral se basa en que el estrés inhibe el aprendizaje, el movimiento estimula la función cerebral y la observación es un mecanismo de retroalimentación. Dicha técnica consigue que las personas aprendan más y mejor, y desarrollen de forma más amplia el enfoque y coordinación ayudando también a iniciar y terminar los proyectos.

Facilita encontrar los bloqueos de lateralidad, concentración, organización y comprensión a través de movimientos corporales simples.

Aprendizaje, pensamiento y movimiento.

El aprendizaje, el pensamiento, el movimiento y la inteligencia no son procesos propios del pensamiento únicamente, sino de todo el cuerpo. Durante nuestro crecimiento desde que somos bebés vamos incorporando nuevos y específicos movimientos, y el cerebro se va desarrollando en concordancia. Los reflejos primitivos infantiles los vamos integrando durante nuestro proceso de desarrollo en esquemas de movimientos, y paralelamente se van formado redes neuronales. Si por alguna razón no integramos bien estos reflejos se convierten en el futuro en problemas de aprendizaje o de personalidad, provocando falta de  seguridad, autoestima y coraje, por ejemplo.

En el taller que impartiré el 11 de marzo, te enseñaré a integrar estos sencillos y prácticos ejercicios para liberar el estrés y los bloqueos emocionales y energéticos.

Eva Miralles

Dejar una opinión