INTEGRANDO A LOS PADRES DESDE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

publicado en: Sin categoría | 14

TOMAR A LA MADRE

¿Qué significa esto de “tomar a la madre”? Cuando hablamos de tomar a la madre estamos hablando del vínculo, independientemente de la relación.

Tomar a la madre es prácticamente un dogma de la teoría y pensamiento de Bert Hellinger y está presente en todas sus enseñanzas. Dice que todo ser humano sin su madre está perdido, que cuando se ha debilitado el vínculo con la madre vas como perdido por la vida.

Desde las Constelaciones Familiares lo que se trabaja es fortalecer el vínculo con ella más allá de la relación que tengas o hayas tenido; por eso se llama el Camino hacia la Madre.

Cuando hablamos del vínculo con la madre, estamos hablando de niveles muy profundos, de aquello que conecta de forma esencial con ella. Es deslizarse en dos niveles, puesto que puedes tener una buena relación y tener el vínculo debilitado y sin fuerza o puedes tener fortalecido el vínculo pero no tener la mejor relación. Es, por tanto, moverse en dos dimensiones: el vínculo y la relación.

Tomar a la madre es uno de los temas más sustanciales que puedes encontrar dentro de los conocimientos que expuso Bert Hellinger en las Constelaciones Familiares.

Observa esto: biológicamente tu madre es el medio por el cual llegaste a la vida; fuiste gestad@ y tomaste nutrientes, agua, vitaminas, minerales y proteínas durante nueve meses hasta que pudiste desarrollar tu cuerpo y conseguiste nacer san@ y salv@ a la vida. Además, durante unos largos años te cuidó lo mejor que pudo y te dio lo que fue capaz de darte con los recursos que tenía. Por eso este vínculo es el más importante, no existe otro igual, ni nunca volverás a estar igual de cerca a otro ser humano que cuando estabas dentro de tu madre. Ni siquiera con la pareja ni con la persona que sientas más cercana en tu día a día vas a estar tan conectad@ como dentro del vientre de tu madre.

El camino hacia la madre es un caminar que te lleva de vuelta a ella, de vuelta a restablecer lo que habías perdido. Este camino puede ser confrontador, te puede demandar fuerza o determinación, te requerirá del desapego de lo que te habías contado sobre ella y sobre tu vida y te retará a dejar de cuestionarla y criticarla, a salvarla o compensarla. Te permitirá ver su humanidad y su divinidad y a verla en ti de una forma como nunca antes te hubieras imaginado.

¿Qué ocurre cuando empiezas a trabajar el vínculo con ella? Cuando puedes empezar a trabajar el vínculo con la madre, todo lo relacionado con lo femenino y con la línea materna empieza a fluir: el estar nutrido o desnutrido, los recursos, y también las relaciones afectivas. La forma en cómo nos vinculamos con la madre determina también cómo nos relacionamos con la pareja y con los hijos.

Con esto llegamos a una conclusión muy importante: la madre nos conecta con la vida.          

TOMAR AL PADRE

Bert Hellinger nos dice que “los padres siempre acompañan a los hijos, sin importar si están presentes o ausentes”. Ellos siempre están en los corazones de los hijos. Cuando nos hace esta afirmación no es desde una metáfora sino literalmente. ¿Para qué nos sirve ser conscientes de esto?

Tal como la energía de la madre se relaciona con algunas cosas de la vida cotidiana, la energía del padre se relaciona con otras: el padre y lo masculino te permiten reconocer los límites de aquello que te ayuda a saber de dónde vienes, a dónde vas y hasta dónde llegar; te permiten concretar proyectos, independizarte y avanzar hacia la madurez, (quizás hacia un nuevo país, emigrar, viajar, nuevos trabajos, una nueva relación…). Todo esto es gracias a la capacidad de lo masculino de cortar con aquello que te impide avanzar, moverte y crecer. El padre da la fuerza del avance, de romper barreras; también da el pensamiento lógico matemático. Entonces, sin el padre en cierta forma también estamos perdidos. En consecuencia, el no tomar al padre supone que el mirar hacia adelante, hacia el futuro, y avanzar sea muy difícil. De igual forma, si no se ha podido tomar al padre o la figura paterna resultará más dificultoso avanzar hacia una carrera universitaria. Incluso las adicciones, según Hellinger, son indicadores de no haber podido tomar al padre.

Si lo piensas, cada ser que llega a este mundo viene de un padre que le dio la vida. Por tanto, tu padre también formó parte de ti y te dio la vida. Sin la fecundación de ese óvulo la vida no es posible, es decir, sin lo masculino la vida no puede pasar a la siguiente generación. Después del proceso de la unión de tus padres, tú estás aquí. Esto significa que, independientemente de lo que pasó con vuestra relación, más allá de si te acompañó toda la vida, o si sigue presente, o nunca lo conociste, donde realmente le vas a encontrar y vas a sanar el vínculo con él es en tu corazón.

Cuando se aprende a tomar a la madre, se muestra que es ella quien da el permiso para tomar al padre. Así que se somos las mujeres quienes tenemos que incluir a ese padre en nuestro corazón y en el corazón de los hijos. Es, repito, la madre quien da el permiso para tomar al padre, puesto que normalmente cuando no se ha tomado al padre es porque la madre estuvo enfrentada a él de una manera explícita o implícita, y hay una lealtad interna como niños pequeños que somos que nos hace seguir a la madre, y por estar a su lado rechazamos al papá. Pero al crecer y convertirnos en adult@s ya podemos decidir cambiar la mirada y estar dispuest@s internamente a ser desleales a mamá.

INTEGRANDO A LOS PADRES

Tú eres la unión perfecta de padre y madre. De ahí la importancia de integrar a padre y madre en la misma dimensión.

Éste es el principal objetivo con las Constelaciones Familiares: ir integrando a ambos en función del trabajo que se hace desde las dificultades que te encuentras en el día a día (trabajo, dinero, pareja, etc.). A medida que se va ordenando y tomando va fluyendo tu vida.

Si te apetece puedes dejarme tu comentario más abajo. Me encantará leerte.

Y si quieres pedir hora para una constelación ponte en contacto conmigo aquí.

 

14 Respuestas

  1. Me encanto ese artículo, bien significativo para mi relación con mis padres. gracias

    • Hola Carmen gracias por tu comentario, me alegra mucho que te haya gustado el artículo. Es necesario tomar a los padres para así poder tomar la vida. Abrazo

    • Hola Carmen, me alegra que te sirva! Abrazo

  2. ¿Por qué no logro integrar a la madre? Ya llevo 2 constelaciones en un año + un año de grupo de gestalt + terapia individual y no me hace efecto la gestalt en mi vida.

    • Hola Carla, me llega tu necesidad de tomar a la madre. Decirte que cada persona tiene un proceso y un ritmo. Eso no significa que no este funcionando. Date el tiempo que necesites valorando con cariño y respeto lo que SI estas haciendo. Animo un abrazo.

  3. Hola estoy preocupada por que mi hijo tiene 23 años y no logra concretar y terminar la escuela, soy madre soltera Y su Papa murió hace 11 años, de cáncer, nunca lo reconoció ni se acercó. Siempre traté de hablar bien de el padre pero creo q le falta tomarlo, lo quiero llevar a constelar pero no quiere. Que hago?

    • Hola Mercedes, gracias por tu comentario.
      Sí, por lo que cuentas es síntoma de no saber como tomar al padre. Si tu hijo no quiere venir a constelar siempre puedes venir tu y constelar, tu relación con el y eso ya va hacer movimientos.

      Por otro lado tu hijo es 50% tu y 50% su padre, si tu amas ese otro 50% de su padre a tu hijo le va a llegar
      Espero te haya servido.
      Un abrazo

  4. Hola! Puedo no estar de acuerdo con mi papá y mamá y las decisiones que tomaron en su momento y tomarlos?
    No he entendido el concepto de tomar, amo a mi mamá y a mi papá, pero no acepto muchas cosas de ellos, ahora como adulto inclusive procuro no actuar como ellos lo hicieron y busco distintas formas de hacer las cosas. Esto me habla de una desaprobación, por tanto un juicio. He acudido durante los últimos once años a terapias de todo tipo y no puedo aceptar muchas cosas.
    Ahora encuentro el reflejo de mi mamá y mi padrastro en mis suegros y me afecta muchísimo, me doy cuenta que hay cosas que sigo sin poder superar.

  5. Hola! Puedo no estar de acuerdo con mi papá y mamá y las decisiones que tomaron en su momento y tomarlos?
    No he entendido el concepto de tomar, amo a mi mamá y a mi papá, pero no acepto muchas cosas de ellos, ahora como adulto inclusive procuro no actuar como ellos lo hicieron y busco distintas formas de hacer las cosas. Esto me habla de una desaprobación, por tanto un juicio. He acudido durante los últimos once años a terapias de todo tipo y no puedo aceptar muchas cosas.
    Ahora encuentro el reflejo de mi mamá y mi padrastro en mis suegros y me afecta muchísimo, me doy cuenta que hay cosas que sigo sin poder superar.

    • Hola Esperanza, gracias por tu comentario.
      El darse cuenta es un punto muy importante para poder hacer el cambio.
      Cuando se habla de tomar a la madre, hace referencia a recuperar el vínculo interno que en algún momento fue interrumpido más allá de la relación que hay o que haya habido.
      Espero esto te aclaré un poco más.
      Un abrazo.

  6. ¿como tomo a mi padre y a mi linaje paterno? lo necesito…

    • Hola Pablo, tomar al padre quiere decir quererlo incondicionalmente. Espero que te sirva. Abrazo

  7. Muy buen articulo. Muy claro. Gracias

Dejar una opinión